Política Venezuela

DEBATES

Un llamado al PSL y Marea Socialista a poner en pie en Venezuela las resoluciones de la Conferencia latinoamericana y de EE. UU.

Viernes 21 de agosto | 19:15

La Conferencia virtual latinoamericana y de EE. UU. se realizó entre los días 30 de julio y 1° de agosto. Como sabemos la Conferencia fue una iniciativa de debate claro y público, a diferencias de los encuentros meramente diplomáticos, manteniendo un marco fraternal y partiendo de un programa común, que no tiene antecedentes a escala internacional. Se trató de un hecho importante para la izquierda anticapitalista y socialista del continente.

Desde Venezuela, participamos activamente las organizaciones Marea Socialista (MS), el Partido Socialismo y Libertad (PSL) y la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS). Las tres organizaciones suscribimos y votamos junto a otras organizaciones, dirigentes y militantes participantes del continente, definiciones políticas y nos comprometimos a impulsar las resoluciones y campañas a nivel internacional como en nuestros respectivos países.

En la misma reafirmamos “nuestra adhesión a los 10 puntos programáticos contenidos en el documento ’Un nuevo escenario en Latinoamérica y la necesidad de una salida socialista y revolucionaria’ de convocatoria inicial a la Conferencia Latinoamericana presencial, sumando los puntos referidos a la pandemia y al levantamiento en Estados Unidos desarrollados en los documentos posteriores que dieron base al llamado a la Conferencia Virtual de Latinoamérica y Estados Unidos.” Así como también los 7 puntos de los acuerdos finales y sus respectivas resoluciones.

Te puede interesar: Resoluciones de la Conferencia virtual latinoamericana y de los EE.UU.

En uno de los puntos iniciales de las resoluciones votadas en común se plantea que: “Levantamos como principal bandera la independencia política de los trabajadores respecto de los capitalistas, sus Estados, gobiernos y sus partidos. Rechazamos la colaboración de clases y los frentes y organizaciones políticas de colaboración de clases, que no son más que la vía por la cual se avanza en la subordinación política de la clase obrera a los intereses de los capitalistas y de sus Estados. Definimos como nuestro objetivo estratégico la lucha por gobiernos de trabajadores, por la Unidad Socialista de América Latina y por el socialismo internacional”. Al mismo tiempo que remarcamos que “Apoyamos, desenvolvemos e impulsamos en todos los terrenos y en cada país, incluido los Estados Unidos, la lucha anti-imperialista.”

En tal documento de convocatoria y suscrito por MS, PSL y LTS, junto a nuestras respectivas corrientes internacionales se sostiene con respecto a Venezuela que:

“El carácter reaccionario y proimperialista de la ofensiva golpista en Venezuela, emprendida por la oposición de los Guaidó y el imperialismo, no exime a los revolucionarios de balancear la experiencia chavista. Quien supo ser la expresión más radical de los llamados gobiernos “progresistas” latinoamericanos, incluso utilizando la bandera del “socialismo del siglo XXI”, aunque nunca terminó con la estructura capitalista ni rompió definitivamente con el imperialismo, carga con sus propias responsabilidades por la crisis venezolana. Con el derrumbe de los precios de las materias primas, quedó al desnudo que su esquema se basaba en el monoextractivismo, y el régimen chavista fue degenerando de concesiones parciales al movimiento de masas apoyada en la movilización controlada y en las FF.AA. en el marco de los choques con el imperialismo yanqui, a tener con Maduro un régimen bonapartista autoritario y represivo, con características cuasi-dictatoriales, aplicador de brutales ajustes y un giro entreguista que generó un gran descontento que alentó la ofensiva derechista. Además avanzó en los acuerdos y concesiones a multinacionales extranjeras tanto para la explotación petrolera (donde varios venían de la época de Chávez) como de distintos minerales, en este último caso en el llamado Arco Minero del Orinoco, bajo las llamadas “empresas mixtas”.”

Y se agrega que “Maduro lleva años aplicando muy duros ajustes que padecen los trabajadores y el pueblo, pagando deuda externa hasta dejar al país carente de las cuestiones más elementales y en la ruina, imponiendo por decreto una brutal contrarreforma laboral sin precedentes en el país, llevando el salario a niveles insignificantes y respondiendo a las luchas obreras con persecución, encarcelamiento de dirigentes y uso de organismos militares. Sobre la catástrofe económica y social se monta la reaccionaria agresión imperialista que busca sencillamente una recolonización de Venezuela para aplicar otra modalidad de los drásticos ajustes y el entreguismo al capital transnacional que ya Maduro viene aplicando. Una ofensiva apoyada en una oposición de derecha lamebotas de EE.UU.”

Sabemos que tanto entre MS, el PSL y la LTS “tenemos diferencias en torno a Venezuela y como desarrollar ahí la lucha contra el imperialismo y, simultáneamente, la delimitación con el régimen de Maduro”. Pero se trata de un debate que se hace necesario hacerlo de cara a la vanguardia obrera y juvenil para verificar las posiciones sobre la base de la experiencia común en la lucha.

Sabemos que los debates mostraron que a pesar de los importantes puntos de acuerdo logrados en los documentos de convocatoria y de las resoluciones aprobadas existen diferencias muy relevantes. Desde la LTS hemos planteado nuestra visión de conjunto, sin ser diplomáticos, plateando claramente nuestras diferencias estratégicas, políticas y programáticas que hemos mantenido a lo largo de los años, sin dejar de mencionar las diversas tentativas en común de unidad que hemos realizado, así como una diversidad de campañas unitarias e incluso en actuaciones de la lucha de clases.

En la misma Conferencia, desde la LTS planteamos claramente que “consideramos necesario abrir una discusión para apostar a un reagrupamiento de las fuerzas de la izquierda anticapitalista y socialista, de quienes resisten a la desmoralización, a los cantos pseudo-democráticos de la derecha proimperialista y quienes están abiertos a superar por izquierda el chavismo”.

Debates que consideramos que son necesarios llevarlos adelante, pero que no impiden en lo más mínimo, por ejemplo, que hayamos conseguido firmar conjuntamente la convocatoria a la Conferencia Latinoamericana y de Estados Unidos así como votar unitariamente sus resoluciones. El hecho de que estas y otras diferencias pudieron debatirse en la Conferencia (cierto que parcialmente) creemos que es parte de lo que debe ser valorado de la misma, ya que a la vez la deliberación fue acompañada de textos programáticos muy progresivos y del impulso de acciones comunes, que todas las organizaciones tenemos que garantizar que se lleven adelante. En tal sentido consideramos importante y necesario poner manos a la obra de manera de concretizar en nuestro país los acuerdos alcanzados.

Una de las resoluciones votadas por iniciativa de nuestras organizaciones dice respecto a la lucha contra “la persecución a los luchadores y dirigentes sindicales en Venezuela, por la libertad inmediata de los luchadores obreros encarcelados”. Pues como ya habíamos suscrito en la convocatoria: “Reclamamos la máxima libertad de organización de los trabajadores y el pueblo en Venezuela y Nicaragua, y denunciamos la represión estatal y paraestatal. Planteamos la libertad a los presos estudiantiles y populares por las protestas en Nicaragua. Libertad al obrero Rodney Álvarez en Venezuela, que ya lleva 9 años injustamente detenido, del dirigente obrero Rubén González y otros trabajadores petroleros.” Fue un llamado que hicimos cada una de nuestras organizaciones a la Conferencia a sumarse a la campaña unitaria por la libertad de los trabajadores presos.

Sobre esta cuestión, de gran relevancia política en Venezuela, nuestras organizaciones ya hemos venido actuando en común, e incluso firmando proclamas de lanzamiento de la campaña #LiberenALosTrabajadoresPresos por luchar. Aunar mayores esfuerzos en tal sentido se hace más urgente que nunca en la medida que el gobierno de Maduro no cesa en la percusión a los trabajadores y trabajadoras por luchar, dando dinamismo a la campaña coordinando las actividades conjuntamente para potenciarla con más fuerza.

Esto constituye un punto de apoyo para emprender el conjunto de las otras resoluciones que se pueden llevar adelante en el país, tal como la actividad el 27 de agosto con “concentraciones y actos en las embajadas de EEUU de todos los países, para apoyar la rebelión del pueblo norteamericano, rechazar la injerencia imperialista en América Latina y llamar al no pago de las deudas externas de los países de América Latina y el Caribe y de todos los pueblos oprimidos”. Esta actividad en nuestro país se hace fundamental tomando en cuenta sobre todo por las constantes agresiones y sanciones imperialistas en Venezuela así como por la política reaccionaria del Gobierno de Maduro de preferir pagar la deuda externa en vez de pagar la gran deuda social con el pueblo, cuya situación llega a niveles de catástrofe.

De igual manera la resolución de “Apoyar en impulsar las luchas del conjunto de trabajadoras y trabajadores contra despidos, rebajas salariales y otros ataques a sus condiciones de vida que están implementando gobiernos y patronales”, que en Venezuela, nuestras organizaciones lo vienen haciendo, pero que de realizarlo más unificadamente podríamos ayudar a potenciar nuestra voz, en el marco de la independencia de clase. Como sostuvimos en nuestra intervención en la Conferencia: “Al gobierno de Maduro y las FFAA hay que enfrentarlo al mismo tiempo que se combate también al imperialismo y a la reaccionaria oposición de derecha; luchando por un plan de emergencia obrero y popular contra el hambre y la miseria, contrapuesto tanto a las políticas de Maduro como a los planes de Guaidó y toda la oposición de derecha.”

Asimismo sumarnos a esfuerzos conjuntos en las actividades “del 28 de septiembre por el día de América Latina y el Caribe por el aborto legal, levantando también la consigna ‘separación de las Iglesias del Estado’.” Demandas que nuestras organizaciones levantan correctamente, y en otros momentos hemos actuado unificadamente.

Por último, consideramos fundamental para darle continuidad a los debates abiertos en la Conferencia abrir la discusión en un marco fraternal entre nuestras organizaciones sobre Venezuela, tal como dice la convocatoria a la Conferencia, que la actual situación en nuestro país “no exime a los revolucionarios de balancear la experiencia chavista”. Debates que se pueden llevar a cabo a través de nuestros medios, foros o charlas organizados en común, mientras vamos actuando conjuntamente en acciones unitarias.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO