Internacional

INDIA

Un mes de huelga agrícola obliga al Gobierno indio a convocar nueva mesa de diálogo

La invitación llega en medio de una de las mayores huelgas de los sindicatos campesinos en las fronteras de la capital nacional en décadas para exigir que el Gobierno revoque las tres leyes aprobadas por el parlamento en septiembre.

Lunes 28 de diciembre de 2020 | 12:20

La invitación llega en medio de una de las mayores huelgas de los sindicatos campesinos en las fronteras de la capital nacional en décadas para exigir que el Gobierno revoque las tres leyes aprobadas por el parlamento en septiembre. Los agricultores han estado acampando en las fronteras desde el 26 de noviembre.

Con más de 30 días bloqueando las principales calles de Dehli, los líderes de los sindicatos de agricultores se reunirán con los ministros el martes, encaminados hacia la séptima ronda de conversaciones mientras continúan las protestas.

Los líderes de los sindicatos de agricultores indios acordaron reunirse con los ministros federales el martes, posiblemente allanando el camino para la séptima ronda de conversaciones con el Gobierno, que hasta ahora no ha logrado apaciguar a los agricultores que dicen que tres nuevas leyes agrícolas amenazan sus medios de vida.

Preocupado por las sentadas de los agricultores las 24 horas del día en las afueras de Nueva Delhi, el Gobierno del primer ministro Narendra Modi invitó a los líderes de la protesta a más conversaciones.

Los sindicatos de agricultores todavía insisten en que quieren que se deroguen las leyes, dijo el sábado la coalición de sindicatos llamada Samyukta Kisan Morcha en una carta al Ministerio de Agricultura.

“Hemos decidido mantener conversaciones y estamos dando una propuesta. Nuestra propuesta es que las conversaciones entre representantes de los agricultores y el Gobierno central se celebren el 29 de diciembre a las 11 de la mañana”, dijo Yogendra Yadav, de la organización Swaraj India.

Al leer la carta enviada al Gobierno, Yadav dijo que el primer punto de la agenda de la reunión deberían ser las modalidades de derogación de las tres leyes, que entraron en vigor en septiembre.

El Gobierno dice que las leyes liberarán a los agricultores de tener que vender sus productos solo en mercados mayoristas regulados. Sostiene que los agricultores se beneficiarán si los grandes comerciantes, minoristas y procesadores de alimentos pueden comprar directamente a los productores, sin pasar por los anticuados mercados mayoristas.

Pero decenas de miles de agricultores han acampado en las rutas nacionales exigiendo que el Gobierno derogue las leyes que amenazan con desmantelar los mercados regulados y temen que las mismas eviten que el Gobierno compre arroz y trigo a precios garantizados.

Los líderes de los agricultores también se opondrían en la reunión del martes a los planes para imponer severas sanciones por la quema de rastrojos, una fuente clave de contaminación del aire, según la carta de los agricultores.

Modi ha desestimado las protestas de los agricultores por estar motivadas por sus oponentes políticos, mientras que el principal líder del partido opositor del Congreso, Rahul Gandhi, ha acusado al primer ministro de introducir las leyes para ayudar a unas pocas corporaciones agroindustriales.

Los medios locales informaron el sábado que la Alianza Democrática Nacional (ADN) liderada por el Partido Bharatiya Janata (BJP) de Modi perdió a uno de sus aliados, el Partido Rashtriya Loktantrik, ya que su jefe se unió a los agricultores en la protesta en curso.

Darshan Pal, otro líder agricultor, dijo que los agricultores que protestan realizarán una "marcha de tractores" desde la frontera de Singhu en las afueras de la capital, Nueva Delhi, el miércoles.

"El nuevo año está llegando. Estamos invitando a la gente de Delhi y las áreas adyacentes a que vengan y celebren su Año Nuevo el 1 de enero de 2021 y coman con nosotros”, dijo.

La frontera de Singhu es la entrada norte de Nueva Delhi desde el estado de Haryana y actualmente está llena de decenas de miles de agricultores.

Según Hindustan Times, las negociaciones se encuentran en un estado de estancamiento debido a la unión e intransigencia de los agricultores que desde hace más de un mes viven en las rutas para defender su fuente de trabajo y de vida. Allí se sostienen de forma organizada para abastecerse de agua, comida y electricidad con el apoyo de las comunidades de la ciudad.

La lucha de los trabajadores agrícolas está abriendo una crisis política al Gobierno en un país que intenta ubicarse como un ejemplo de desarrollo y nuevo destino para las inversiones globales. La lucha de clases sobre la mesa está marcando un camino distinto y poniendo importantes límites a un Gobierno ultra conservador, nacionalista y xenófobo. Un eventual triunfo de esta huelga puede indicar un camino para el resto de los oprimidos en Asia.

Con información de Reuters, Hindustan Times y Al Jazeera.






Temas relacionados

Narendra Modi   /   Protestas   /   Asia   /   India   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO