REPRESIÓN A PALOS, TORTURA LITERALMENTE

[VIDEO] Brutal e indignante: policías o parapoliciales imponen castigo físico en zonas populares “por andar en la calle”

En el video que circula ampliamente en la redes, sujetos armados, que no se sabe si son policías o grupos parapoliciales, se divierten y se graban dándole con un bate de béisbol a habitantes de sectores populares, como castigo por transitar en cuarentena, brutalidad que es prácticamente tortura.

Miércoles 22 de julio | 20:56

A través de mensajes de Whatsapp, Facebook y demás redes, se fue difundiendo un video verdaderamente alarmante y escandaloso, donde varios hombres con chaleco, presumiblemente armados, y con un bate de béisbol, se graban y se divierten golpeando a otras personas, a quienes tienen contra la pared, como en una de las usuales requisas o redadas en las zonas populares.

El video no necesita mayor “contexto”, es suficientemente claro: es de tarde/noche en una zona popular, y los sujetos sueltan frases como “estás muy lejos (de tu casa)”, “¿tienes salvoconducto?”, a alguno le dicen “tú te la pasas robando carros por ahí”, y así por el estilo.

Pareciera una obviedad, pero hay que decirlo: los cuerpos policiales no tienen ninguna atribución ni potestad para decidir ni aplicar penas o castigos a la población menos que menos tortura como escarmiento, bajo ningún concepto se puede permitir que estos cuerpos armados (¡peor aún si son grupos parapoliciales!) se arroguen para sí la potestad de decidir si un ciudadano debe recibir tal o cual sanción o “escarmiento”, hasta tortura, por algún eventual incumplimiento de alguna norma.

En todo caso, son otras instancias quienes tienen legalmente tienen potestad para imponer penas bajo previo juicio pero nunca tortura: están los tribunales, los juicios, el debido proceso, el derecho a la defensa, etc., antes de que a una persona se le pueda determinar si es culpable o no de algo y, en caso de serlo, cuál es la sanción o pena que pagará. Con estas acciones, los cuerpos armados (legales o ilegales) se pasan por encima todo eso, el sistema judicial, ya de por sí injusto y antidemocrático, es sustituido por las decisiones de algún jefe policial o de estas bandas armadas con apoyo del Estado.

Por otro lado, ni aún pasando por algún proceso normativo o judicial, se le podría a alguien determinar en Venezuela ningún castigo físico como ese, que es prácticamente tortura. Tal como lo han expresado varias personas en las redes, esto es simple y llanamente aplicar tratos crueles, directamente tortura, en plena vía pública.

El sistema judicial y los derechos más elementales de las personas, quedan suspendidos y violentados por obra de esos policías o grupos parapoliciales. La población queda sujeta a la violencia, el terror, las intimidaciones y el sadismo de estos esbirros, a quienes se les nota con evidente placer y gusto cometiendo las fechorías que cometen.

Es algo tan escandaloso y que trascendió tan ampliamente en las redes sociales, que el propio Fiscal General designado por la fraudulenta “Constituyente”, tuvo que salir a pronunciarse, señalando que investigarán y sancionarán “hechos vinculados a tratos crueles inhumanos y degradantes contra ciudadanos en plena vía pública”. Queda por verse si, como tantas otras cosas, esto no quedará en un tuit y “comisiones de investigación” que no arrojen resultados.

Este hecho escandaloso y totalmente repudiable, no es un rayo en cielo sereno, es un caso más de toda una orientación represiva y criminalizante contra la población, en la que tanto los cuerpos de represión oficiales como los grupos parapoliciales (mal llamados “colectivos”), ejercen el control de la población, dando rienda a las más variadas arbitrariedades, desde las más pequeñas e invisibles, hasta las más graves y visibles. Y no necesariamente las más graves son las que más trascienden a la luz pública.

Hemos visto ya en semanas y meses pasados, cómo estos grupos de civiles armados, a plenas luz del día, o en la noche, con sus armas y equipos a la vista, se pasean por zonas populares amenazando a la población con represalias si “violan la cuarentena”, cuando no directamente deteniendo a las personas y sometiéndolos a tratos humillantes y degradantes, como obligarlos a determinados ejercicios y gritar lemas relacionados con la “disciplina” ante la pandemia.

De acuerdo con diversos registros e informes de investigadores y organismos de derechos humanos, en los últimos años se ha ido degradando a niveles cada vez más alarmantes la situación de los derechos de las personas, en lo que a maltratos y agresiones por abuso de autoridad de los cuerpos policiales. Como uno de los pilares de la respuesta del Gobierno nacional a la pandemia es la profundización del control policial de la población, en medio de un régimen que ya arrastraba un fuerte autoritarismo y accionar represivo contra las personas, dándole más libertad de accionar a los cuerpos represivos oficiales y a los no oficiales, este tipo de excrecencias como las del video son consecuencia de la lógica de la política oficial.

Desde este el equipo de integrantes de la redacción de este diario nos sumamos al amplio repudio que han generado a estas agresiones deplorables contra el pueblo pobre.






Temas relacionados

Parapoliciales   /   Covid-19   /   Brutalidad policial   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO