×
×
Red Internacional

ESCÁNDALO DE LAS VACUNAS.Vacunados vip: en Argentina, Chile y Perú pertenecer tiene sus privilegios

El escándalo que generó el vacunatorio VIP en el ministerio de Salud argentino que dirigía González García no es el único en un mundo donde la pandemia sigue golpeando a los sectores que no tienen privilegios.

Diego Sacchi@sac_diego

Sábado 20 de febrero | Edición del día

El periodista Horacio Verbitsky contó en una columna radial cómo se benefició de su relación con el gobierno argentino para recibir la vacuna contra el coronavirus, mientras la vacunación en el país no avanza significativamente. Un vendaval político en cuestión de horas, terminó sacando de su cargo al ministro de Salud luego de que se destapó el privilegio de vacunarse en un despacho oficial mientras las dosis escasean para la población.

Esta vacunación con privilegios que involucra, además del periodista, a otras figuras políticas, empresarios, líderes sindicales como el camionero Hugo Moyano y parte de su familia, e incluso podría haber alcanzado al número dos de un gran medio como el grupo Clarín que se salvó por preferir a esperar la vacuna de Oxford ya que no confiaba en la Sputnik V, no es el único caso que se conoció en la región y el mundo.

Te puede interesar Escándalo y renuncias en Perú por vacunación irregular de funcionarios

Unos días antes se conoció uno de los casos más escandalosos en Perú, donde numerosos funcionarios del gobierno se vacunaron mucho antes de que se iniciara la inmunización contra el coronavirus entre los trabajadores esenciales y sectores vulnerables.

La primera denuncia reveló que el expresidente Martín Vizcarra recibió dos dosis de la vacuna de la empresa china Sinopharm en octubre, cuando todavía era jefe de Estado y mientras la pandemia seguía golpeando duramente al país.

Leé también Un sorpresivo acto fallido de una casta política insalubre

Luego se conoció que unos 487 funcionarios fueron vacunados anticipadamente, todos del más alto nivel, incluyendo el entorno cercano del presidente, como su esposa y su hermano, mostrando el desprecio de la casta política que no dudó en usar sus privilegios.

Otro país donde surgió un vacunatorio vip fue Chile, el país que tratan de mostrar como “modelo” de vacunación en Latinoamérica. En ese país más de 38000 personas fueron vacunadas antes de tiempo. Ninguna tiene más de 60 años, ni padecen enfermedades crónicas.

En la lista aparecen deportistas, figuras del espectáculo como la conductora de televisión Raquel Argandoña y otras personas que utilizaron sus “contactos” para adelantar su vacunación, “pertenecer tiene sus privilegios” decía la publicidad de una tarjeta de crédito.

Leé tambén "Vacunagate" en Chile: casi 40.000 personas recibieron dosis sin ser grupo prioritario

Pero los casos no solo se dieron en latinoamérica. En el Estado español más de 700 personas con influencias fueron denunciadas por recibir vacunas contra el coronavirus sin pertenecer a la población de riesgo o a sectores esenciales.

Funcionarios nacionales y de algunas comunidades como Valencia, Cataluña, Madrid, Galicia, Ceuta y del País Vasco, usaron sus privilegios para adelantarse en la vacunación, en uno de los países que más sufrió la pandemia y donde trabajadores de la salud y otros sectores esenciales expusieron sus vidas día a día.

Te puede interesar Covid-19 y racismo: la esperanza de vida en EE. UU. cayó mucho más para los afroamericanos

Entre los “privilegiados” se encontraba el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Miguel Angel Villarroya, o el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, por poner solo unos ejemplos.

Mientras la escasez de vacunas producto de la guerra comercial entre las multinacionales farmacéuticas y los Estados expone a millones de adultos mayores y trabajadores esenciales a la pandemia simplemente porque la vacuna no llega, una casta de funcionarios que gobiernan hacen usos de sus propios privilegios a espalda de millones.

Políticos, empresarios, miembros de la curia y otros sacan provecho de sus privilegios mientras se niegan a que se liberen las patentes y se pueda producir exponencialmente la vacuna en muchos países. Todo vale para salvarse entre ellos mientras millones se ven expuestos a la pandemia para poder llevar un plato de comida a su casa.

No se trata de la “inmoralidad de algunos” es la forma de proceder de esa casta burocrática de un Estado capitalista parasitario y criminal.

Como expresó el diputado nacional por el Frente de Izquierda argentino, Nícolas Del Caño, “El escándalo del #VacunatorioVip que recorre América Latina y otros países del mundo, es un botón de muestra de la podredumbre del capitalismo, de un régimen social y político que genera pandemias, destrucción ambiental y mayor desigualdad”

Hay que contraponerle a este escándalo una salida radicalmente opuesta, empezando por exigir la liberación absoluta de las patentes y la centralización del sistema de salud, incluyendo a los laboratorios, juntando tanto los recursos del sector público y privado para empezar la producción inmediatamente, en acuerdo con los países latinoamericanos y que mientras tanto, el plan de salud sea controlado por organizaciones de los trabajadores y trabajadoras del sector de salud para que haya un control popular y estricto del plan de vacunación y que no haya el mínimo privilegio para nadie.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias