×
×
Red Internacional

Guayana.Trabajadores de Masisa exigen salario igual a la canasta básica y reincorporación a sus puestos de trabajo

Tiempo estimado 6:31 min


El jueves 24 se llevó a cabo la sexta y última audiencia preliminar para llegar a un acuerdo con la transnacional Masisa en torno a las demandas presentadas por los trabajadores que va desde la indexación del salario, el respeto a las actas convenios a la reincorporación de los desactivados. Por eso un grupo de trabajadores y sus familias volvieron a protestar frente a los tribunales de Puerto Ordaz.

Sábado 26 de febrero | Edición del día

Fotografía cortesía

Desde la sede de los tribunales en Puerto Ordaz, estado Bolívar, un sector de los trabajadores de la trasnacional Masisa exigieron, una vez más, el cumplimiento del acta firmada en 2018 que contempla derechos laborales y la incorporación a los puestos de trabajo de compañeros que fueron desactivados por la “pandemia”. Lo hicieron junto a sus familias.

A comienzos de julio del año pasado los trabajadores introdujeron una demanda a la empresa Masisa por incumplimiento de una Acta convenio firmada en abril de año 2018 en la que se acordaron los mecanismos de aumentos salarios y demás derechos laborales.

La maderera de capital chileno está ubicada al norte del Río Orinoco y al sur del estado Anzoátegui, pero la gran mayoría de sus trabajadores residen en San Félix y Puerto Ordaz (Ciudad Guayana) así como en otras ciudades del estado Bolívar como Ciudad Bolívar, Upata, Barranca, etc.

Durante esta nueva protesta Jean Mendoza, en nombre de los trabajadores de Masisa, declaró que “la patronal desperdició una vez más los espacios de conciliación para indudablemente ir a juicio, los trabajadores tenemos la razón y nos asiste el derecho, ellos nunca tuvieron la intención de conciliar con nosotros a pesar de que presentamos propuestas para hacerlo”, aseguró Mendoza.

Recordó que la demanda se realizó por el incumplimiento en el acta firmada en 2018 con referencia a políticas salariales y el proceso de indexación del mismo con el fin de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores. Desde el seno laboral, han estado exigiendo el cumplimiento del artículo 91 de la Constitución que establece que el salario debe ser acorde al monto de la canasta básica.

“Nosotros estamos regalando nuestra mano de obra, en Venezuela ganamos un salario de 12 dólares mientras que nuestros compañeros en Chile y México perciben entre los 400 y 1.500 dólares, acá han querido bonificar el salario y esos pagos no tienen ninguna incidencia para otros efectos y estos bonos son utilizado para coaccionar al trabajador y que no reclamo sus derechos”, dijo.

Mendoza aseveró que los trabajadores exigen a la empresa el reconocimiento de los compromisos firmados y no cesarán sus reclamos hasta que el salario sea justo y suficiente para poder cubrir las necesidades básicas de sus familias.

En conversación con La Izquierda Diario, Jean Mendoza ha explicado que "el conflicto nace desde el 2015 cuando el Gobierno suspende la publicación de los indicadores macroeconómicos, entre ellos el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), provocando un descalabro en el poder adquisitivo, porque nuestra convención colectiva en la cláusula 24 como política salarial establecía que los aumentos se basaban de acuerdo a los aumentos del porcentaje del INPC, de acuerdo a las cifras de inflación. Al no tener esas cifras el patrón decidió aumentar a su conveniencia y fueron pasando los años 2016, 2017 hasta el 2018. Como la situación era insostenible, solicitamos una mesa de negociación para buscar una solución ya que no teníamos esas cifras que publicaba el Gobierno. Se firmó un Acta Convenio de aumento salarial según los aumentos dados por el gobierno en la misma proporción en sustitución temporal de nuestra cláusula del contrato colectivo."

Jean enfatiza que "Eso se firmó en el mes de abril del 2018, y ellos cumplieron con los primeros aumentos anunciados por el presidente Nicolás Maduro. Pero en el mes de agosto de ese mismo año, cuando vino la reconversión monetaria, Maduro anunció un aumento de 3 a 180 millones bolívares de los viejos (1.800 bolívares soberanos del momento), que representaba para los trabajadores un aumento del 6 mil por ciento, y porcentualmente correspondía hacernos ese aumento, pero la empresa no lo hace incumpliendo el Acta convenio. Luego para octubre se publica el Memorando-Circular N° 2792 del Ministerio del Trabajo, y con ello se le dio un cheque en blanco a los patronos para incumplir con los acuerdos en las convenciones colectivas. Y desde allí para acá hemos estado mucho peor, hemos estado en una situación de hambre, se ha presentado una diáspora laboral, situaciones infrahumanas, de explotación, con un salario prácticamente cero."

Y el cumplimiento de esta Acta Convenio es lo que están exigiendo los trabajaodres de Masisa con esta demanda en tribunales.

Otras de las exigencias de los trabajadores de la trasnacional van de acuerdo al Artículo 149 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), que trata el tema de la defensa de los puestos de trabajo.

“Queremos respuestas por los puestos de trabajo que están desocupados por decisión de la empresa. Hay muchos compañeros que fueron enviados a sus casas con la excusa de la pandemia y de la crisis económica y se están viendo afectados, pedimos la reincorporación de estos trabajadores”, manifestó.

Sobre estos casos, Jean Mendoza afirmó que han agotado las instancias en la Inspectoría del Trabajo “Alfredo Maneiro”, donde no han podido avanzar. También alertó que con estas acciones, la empresa “prepara el terreno” para que el trabajador renuncie de manera forzada.

Hoy en día ya con tantos atropellos, los trabajadores hasta perdieron ese miedo de esa situación que están viviendo en la empresa porque es tanta la explotación.

Con respecto a la desactivación Jean Mendoza comenta que "hay un alto porcentaje de trabajadores que estamos fuera de la empresa, pero estamos activos en la nómina, pero que no estamos siendo convocados porque el patrón alega la situación pandemia. Pero nos hemos dado cuenta que la empresa ha aprovechado la crisis de la pandemia para sus políticas antilaborales. Incluso hicimos una denuncia de que los pocos trabajadores que están siendo convocados están trabajando en condiciones de sobreexplotación, 12 horas en vez de ocho horas diarias."

Los trabajadores de Masisa enfatizan que continuarán en las calles hasta el cumplimiento de sus demandas y un salario al nivel de la canasta básica.

Te puede interesar: [Entrevista] Trabajadores de Masisa demandan a la empresa y luchan por recuperar sus derechos





Temas relacionados

Trabajadores Masisa   /    Ciudad Guayana   /    Mundo Obrero Venezuela   /    Luchas obreras   /    Salarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias